Guía del vino: ¿en qué copa tomarlo?

0

Tomar un vino no puede caer de ninguna manera en la improvisación. Antes del acto deben de tomarse en cuenta detalles muy importantes: la temperatura, los años de crianza, el orden de servicio y la cristalería a emplearse. En este post, ampliaremos los detalles sobre este último aspecto.

En qué copa beber el vino

Aunque muchos lo ignoren, el tipo de copa a emplearse se definirá por la temperatura del vino que se va a tomar u ofrecer:

Copas para vino tinto

Para servir el vino tinto requerimos de copas grandes, de boca amplia y ligeramente abombada; de esta manera, permitiremos que, a través del olfato, el gusto pueda disfrutar como es debido de este vino. Recordemos que el vino tinto es más aromático, una característica del cual debemos deleitarnos.

Copas para vino blanco

La clave en la degustación de un vino blanco se encuentra en su temperatura, el cual debe mantenerse fresca, es por esta razón que emplearemos copas de menor tamaño. El vino blanco debe servirse en cantidades mínimas y de forma muy puntual, así podremos tomarlo en perfectas condiciones de temperatura.

Copas para vino espumoso

El vino espumoso se toma en una copa flauta, alta y delgada, los cuales permitirán a la cadena de burbujas subir lentamente a la superficie.

Copas para vino de aperitivo y espumoso

Para este  vino de aperitivo y  postre existen copas de diversos tipos y tamaños. La más conocida entre ellos es la copa Jerez. Independientemente del tamaño de las copas, estás no deben llenarse en más de un tercio de su capacidad. Los vinos dulces se encuentran aquí.

Por último, recuerda que el orden de servicio de los vinos según la temperatura es: espumantes, blancos, tintos y dulces.


Fuentes:

www.protocolo.org
www.etiquetatuvino.com
Compartir.

Autor

Sr. Protocolo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: