Saludos en desuso: El Besamanos

2

Un saludo del pasado. ¿Sabes en qué circunstancias se saludaba de esta manera?

Se utilizaba cuando se saludaba o era presentada una mujer casada a un varón. La mujer ofrecía su mano y el varón tomaba la mano extendida con su propia mano, y besaba o acercaba sus labios a la mano de la señora, al tiempo que hacía una ligera inclinación con el torso. Demostraba, así, un profundo respeto por ella, pues solo se daba entre una mujer de igual o mayor clase social que la del varón.

Hasta la mitad del siglo XX, este era un saludo extendido también en la Iglesia Católica: se besaba el anillo del Obispo para demostrar respeto por la religión y la autoridad.

¿Qué otro saludo en desuso recuerdas?

Compartir.

Autor

Sr. Protocolo
A %d blogueros les gusta esto: