Proxemia: ¿cómo utilizar nuestros espacios correctamente?

1

En una reunión social, conoces a alguien con quien entablas conversación. De repente empiezas a sentirte incómodo o incómoda: la otra persona está “demasiado cerca”. Puede incluso tener una charla agradable, pero invade tanto tu espacio, que no querrás tenerla o tenerlo cerca ¡nunca más!

Es lo que pasa cuando olvidamos el espacio personal de las otras personas. Los espacios se definen a partir de nuestro centro de gravedad. El primer radio de medio metro es la zona privada: “todo nuestro” o reservado a nuestras personas más íntimas y cercanas. De ahí hasta un metro y medio de distancia, será la zona personal, donde conversaremos con todas las personas de nuestro entorno con las que no necesitamos mayor proximidad ni confianza.

Las otras dos zonas son la social y la pública. La primera es donde se sitúan las personas con las que no interactuamos, pero con la posibilidad de acercarnos, debido a que el espacio así lo permite. Por último, la zona pública se compone de gente en espacios sociales muy abiertos donde casi no hay interacción entre las personas.

Proxemia - potenciar nuestra comunicación no verbal-03

Nunca lo olvides: si recién conoces a alguien, mantente a medio metro de distancia (o, más o menos, el espacio que te tomaría poner tu mano en su hombro con el brazo ligeramente flexionado), no querrás ser visto como un molesto invasor del espacio personal.

Si aprendiste, te recomiendo seguirme en Facebook y en Twitter, ¡para que nunca te pierdas mis tips en Protocolo e Imagen personal!

Compartir.

Autor

A %d blogueros les gusta esto: